4 feb. 2010

¿Un sueño cumplido?

¿Qué es un sueño?
Algo con lo que uno sueña.
Hala.
Venga va, una respuesta un poco más completa.
La expresión de un deseo a través de la imaginación.
Así está mejor.
¿Y yo con qué he soñado a lo largo de mi vida?
Como soñar es gratis y libre, con mi imaginación he sido capaz (por ejemplo) de ganar el campeonato del Mundo de Fórmula 1 varias veces, o el Tour de Francia, o ser un gran músico de éxito mundial capaz de tocar todos los instrumentos y cantar como los ángeles, o ser adorado, amado y deseado por las más hermosas mujeres...
Lo normal en cualquier tío.
También he tenido sueños más terrenales, como tener un taller de informática, una agencia de transportes, dar clases de astronomía, poseer una Norton o conducir un camión de 50 metros, entre otras cosas.
Ahora, vaya usté a saber por qué caprichos del destino, estoy colaborando con una revista escribiendo artículos sobre música.
¿Era ése uno de mis sueños, escribir? O mejor dicho, ¿ver publicado en una revista de gran tirada lo que he escrito?
Pues no. Nunca había soñado con eso.
No hace mucho empecé a escribir, llamémosle “cosas”. “Cosas” es una palabra genial, es un recurso ilimitado para suplir las más atroces carencias de vocabulario. Entonces creé este blog para poder colgarlas en la red y que pudiesen se leídas por quien tuviese ganas. Y me gustó, mira si me gustó que al poco tiempo empecé a escribir una novela, que por supuesto dejé a las pocas páginas de empezar. Es posible que algún día tenga la necesidad de continuarla, de plasmar en un papel esas ideas que por un tiempo se me agolparon en la cabeza, y que de vez en cuando vuelven.
Y justo ahí es donde voy. He descubierto que escribir es una forma de liberar la mente de ideas (pero sin perderlas) y dejar paso a otras nuevas, o desarrollar las ya escritas por caminos que de otra manera resultaría imposible. Es una forma de evolucionar la mente.
Oish, qué fonito.
Lo he hecho por puro placer, o por necesidad, o por que sí, pero nunca buscando, ni en lo más profundo de mi mente, un reconocimento, o esperando que algún día pasase esto que está pasando ahora.
Está claro que si escribes algo y sabes que alguien lo lee y le gusta, se siente uno muy bien, pero si lo hubiese hecho sólo por eso posiblemente ya lo hubiese dejado. No, no lo he dejado, a diferencia de muchas otras cosas. Lo hago simplemente porque me gusta, y porque me va muy bien, además de porque sí.
Y resulta que ahora mis “cosas” se publican en una revista digital. Lo que ha hecho que se me agolpen las ideas en la cabeza de una manera desconocida hasta ahora. Y también resulta que he empezado a soñar con dar un paso más. ¡Qué cosas! (otra vez las cosas). De la nada, ha aparecido un sueño. Pues nada, a soñar, que es gratis y libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario