16 mar. 2009

“El contador de historias” – Rabih Alameddine (2008)

He empezado un nuevo libro, un impresionante mamotreto de 660 páginas.
Nada más empezar me ha dejado prendado por lo magnético de su narración y la belleza de sus palabras.
No he podido resistir a acabar el libro para hacer la entrada, necesitaba colgar esto en el blog, si lees estas tres muestras adivinarás por qué.
“Y al-Mutanabbi luchó al lado del príncipe y lo alabó, inmortalizándole en versos tan elocuentes que se dice que las rosas se marchitaban de vergüenza al no poder competir con su belleza”.
“Y al-Mutanabbi abandonó la corte de Kafur y se burló de él, inmortalizándolo en versos tan mordaces que se dice que las serpientes se ocultaban bajo piedras ante el horror de no poder competir con su veneno”.
“No soy más que una flecha,
disparada al aire,
que desciende de nuevo,
sin dar en el blanco”.
No me digas que no es genial.

1 comentario:

  1. Me ha encantado!!!! Sigue leyendo, por favor... y me cuentas si no pierde esa magia al enhebrar las palabras unas con otras, una vez se va adentrando en la narración.

    Me ha parecido maravilloso!!! En serio, dime algo, porque será el próximo libro que me voy a comprar. Últimamente vivo muy intensamente todo lo que me pasa y libros de ese estilo son los que necesito ahora mismo para disfrutarlos el doble.

    Gracias por tu sugerencia

    Un abrazo

    Nabiky

    ResponderEliminar