30 abr. 2011

NASCAR. Este año...

Este año no estoy disfrutando mucho con la NASCAR, las carreras de Denny Hamlin se cuentan por desastres, una detrás de otra. Cuando va bien siempre pasa algo y acaba el veintipico, y cuando va mal no pasa nada. Pero bueno, nos queda el final de la carrera de Talladega.

¿No es alucinante?

29 abr. 2011

"El secreto del peregrino" - Peter Harris (2010)

 
Nota del autor:
Sobre las historias que se cuentan acerca de Nicolás Flamel y su esposa, cada cual es muy libre de pensar lo que considere conveniente. Esa leyenda que teje sus figuras me ha sevido de base para escribir “El secreto del peregrino”, donde Flamel peregrina a Compostela buscando iluminación para interpretar el texto de Abraham el Judío. La figura de Moisés Canches, tal y como aparece reflejada en las páginas de la novela, es fruto de mi imaginación. Como lo son las aventuras que jalonan la vida del escribano alquimista en el marco histórico de la guerra de los Cien Años y de las luchas fraticidas entre Pedro I y Enrique II en la Castilla de aquel tiempo.

El libro es muy interesante e instruye mucho, pero no ha acabado de convecerme. Al principio de enganchó, por lo atractivo de la trama y por lo atrayente de las atmósferas, pero poco a poco fui perdiendo el interés. Me ha costado bastante tiempo leerlo y reconozco que tenía ganas de acabarlo para empezar otro. No ha conseguido engancharme. Se complica con largas descripciones y con mucho relleno intrascendente para la historia. Cuando tienes ganas de acabar un libro, por muy bien que esté el final, te deja más o menos igual.

28 abr. 2011

Películas y más películas.

Últimamente he visto muchas películas, y como veo excesivo colgar una entrada para cada una, ya que éste no es un blog especializado en cine, las pondré todas en una. Ahí van:

“El libro de Eli” – Albert Hughes (2010).
Entretenimiento post-apocalíptico realizado a modo de western y protagonizado por Denzel Washington, que realiza un papel muy por debajo de sus posibilidades. Personalmente creo que un actorazo como él debería pasar de papeles de masca repartidor de hostias. Tanto la historia como el desenlace son pelín absurdos. No es muy recomendable, si tienes algo con mejor pinta pasa de esta peli.
“Pi (fe en el caos)” – Darren Aronofsky (1998).
Peli rara. Muy rara. Un matemático enfermo que dedica su vida a resolver un enigma matemático que le llevará por el camino de la amargura. Todo es raro en esta peli, la trama, el montaje, los personajes, el final… Es recomendable sólo para mentes inquietas y con ganas de hacerlas trabajar.




“Las vidas posibles de Mr. Nobody” – Jaco Van Dormael (2009).
Peli rara. Muy rara. ¿Conocéis aquello del efecto mariposa? La eterna duda del ¿qué hubiese pasado si…? La peli narra las posibles vidas que hubiese podido tener el personaje principal si los acontecimientos se hubiesen sucedido de forma diferente, y nos encontramos en un lío terrible de historias diferentes contadas a la vez, con continuos saltos en el tiempo y con personajes relacionados pero con actitudes diversas. La peli podría ser perfecta si no fuese por el ritmo, es demasiado lento en muchas partes y te desesperas viendo que durante mucho rato no pasa nada. Eso sí, la idea es muy buena, y el guión también, y la fotografía, y el montaje, y el ingenio y la extravagancia con la que está hecha. Recomendable si tienes paciencia.

“Banderas de nuestros padres” – Clint Eastwood (2006).
“Cartas desde Iwo Jima” – Clint Eastwood (2006).
Dos pelis inseparables que cuentan la misma historia desde dos perspectivas diferentes. Clint Eastwood demuestra aquí de lo que es capaz, aunque sólo fuese por eso merecería la pena verlas. Tengo que decir que no consiguieron emocionarme, posiblemente por mi propia actitud, pero las recomiendo totalmente, son películas que hay que ver, por conocer la historia y por cultura cinéfila. Realismo bélico puro. Eastwood ha renunciado a la espectacularidad (los disparos suenan como lo que son, no como bombas) y se ha centrado en la historia y en los sentimientos y emociones de los personajes.

“El ladrón de orquídeas” – Spile Jonze (2002).
Si echas de menos al Nicolas Cage de “Living Las Vegas” ésta es tu película. El bueno de Cage nos ha acostumbrado desde hace ya mucho tiempo a papeles tontos sin interés alguno. En esta peli lo borda. Interpreta a dos hermanos gemelos muy diferentes con extravagancias propias, un papel muy difícil y muy propicio para lucirse, y Nicolas Cage no desperdicia la ocasión. Es la consabida historia de gemelos que se complementan, uno tiene lo que falta al otro, pero representada de una forma muy curiosa. Pero no es lo más interesante de la peli. Uno de los personajes, el interpretado magistralmente por Chirs Cooper es de esos que no se te olvidan en la vida. Recomendable al 100 por 100.

“Identidad” – James Mangold (2003).
La superexplotada historia de la personalidad múltiple. Una trama bastante liosa que hace que te preguntes todo el rato: “¿pero qué coño está pasando aquí? ¿pero a ver, y entonces éste quién es? Sin ser ninguna maravilla cumple su propósito, que no es otro que entretener. Recomendable si tienes a mano una buena bolsa de palomitas, o un colacao con galletas.



“Donnie Darko” – Richard Kelly (1988).
Podría ser una más de adolescentes si no fuese por lo rara que es. La interpreta Jake Gyllenhaal, el moreno de “Brokeback Mountain”, mucho más joven. No sé si recomendarla, está bien pero no mata.






“Gracias por fumar” – Jason Reitman (2005).
En las cajetillas de tabaco se ha de poner el aviso de que lo que vas a consumir es muy peligroso para tu salud. Entonces, ¿no habría que hacer lo mismo con los productos cargados de colesterol como el queso?, ¿o de estimulantes como el té o el café?, ¿o con las armas, el alcohol, los coches, etcétera, etcétera? Esta peli rompe moldes. Está realizada desde el punto de vista del vendedor de tabaco, y no para de sorprender en todo el metraje. Recomendable totalmente.

“El americano” – Anton Corbijn (2010).
Bodrio insufrible protagonizado por George Clooney. El único interés es intentar averiguar cómo Geoerge se ha prestado a participar en una película así. ¿Por una promesa? ¿Una apuesta perdida?






“El discurso del rey” – Tom Hoper (2010).
Tienes que verla. A veces los Oscars están bien ganados. Emoción pura, te hace sufrir y disfrutar continuamente. Las interpretaciones de Colin Firth y Geoffrey Rush magistrales. Memorable.







“Cypher” – Vincenzo Natali (2002).
Espionaje, contraespionaje, recontraespionaje, y requetecontraespionaje industrial. Entretenidísima película con una trama compleja e interesante y un desenlace que no defraudará a nadie. El título parece indicar rollo robótico o supertecnológico, pero de eso hay muy poco. Es ciencia-ficción, sí, pero de la buena, lo importante es la trama. Muy recomendable.



“Primer” – Shane Carruth (2004).
No he entendido absolutamente nada.









“Embriagado de amor” – Paul Thomas Anderson (2002).
Más que rara esta peli es curiosa. La protagoniza Adam Sandler en un papel algo (algo) diferente de lo que suele hacer, aunque la peli sea una comedia (o drama) romántica como otras que ha hecho. El tipo de humor no es el convencional, tiene puntos muy sorprendentes y te mantiene la media sonrisilla todo el rato. Recomendable.
“La amenaza de andrómeda” – Mikael Salomon (2008).
Me interesó esta peli porque imaginaba que sería una de esas de naves espaciales que tanto me gustan. Nada más lejos de la realidad. Es la típica del virus mortal que se extiende a toda leche. Te das cuenta de que es mala nada más empezar, hay personajes que están ridículamente encasquetados en el guión, la trama es tonta y el final un desbarajuste absurdo muy poco creíble. Muy mala. No la veas.
Acabo de descubrir ahora que se trata de una adaptación de una novela de Michael Crichton, no la he leído, pero dudo muchísimo que sea tan mala como la peli.

“Moon” – Duncan Jones (2009).
Curiosa película de ciencia-ficción con un solo personaje acompañado de un computador que le asiste. Sorprende y rompe clichés. El primero te hace creer que se trata de oooootra historia sobre personalidades múltiples, te descoloca y te engaña, pero no aguanta la duda hasta el final para hacerte sufrir, simplemente te lo cuenta. Y el segundo sí que no te lo vas a creer: el ordenador no se vuelve loco, ayuda al personaje hasta sus últimas consecuencias. Muy buena, tienes que verla.
“Número 9” – Shane Acker (2009).
Preciosa película de animación en la línea de “Wall-e”, perfecta en todos los sentidos, cuyos personajes principales son una serie de muñequitos de trapo monísimos pero con un interior más que interesante. Muy recomendable para cualquier público.





“Nivel 13” – Josef Rusnak (1999).
Entretenida peli al estilo de “Origen” que trata el tema de las diferentes capas de conciencia. Si en “Origen” eran los sueños en ésta el mecanismo es la simulación electrónica, como en “Matrix”. Pero hay que tener en cuenta que esta peli es más antigua que las otras dos. La trama no es compleja, el guión te lo facilita bastante. Recomendable.
“Venganza” – Pierre Morel (2008).
Una de tiros. Más muertes por segundo que en Rambo. Si te gustan las de ostias y tiros te gustará, si no, no.








“Silent Hill” - Christophe Gans (2006).
Vi esta peli hace unos años y me dormí justo en el peor momento. Ni que decir tiene que de los últimos minutos no entendí nada y el final me dejó a cuadros. Ahora la he vuelto a ver y me ha encantado. Buenísima y escalofriante. Se podría catalogar dentro de las pelis “raras”, porque más que terror lo que sufres es curiosidad.
“Crank 2. Alto voltaje” – Mark Neveldine (2009).
Al mismo nivel que la primera, incluso más, no paras de reír en todo el rato. Tiene unas ocurrencias que te dejan de piedra a cada momento, al director se le va tanto la castaña que a veces las idas de pelota son de proporciones épicas. La acción es continua y desenfrenada, pero es más una peli de risa que de acción. Imprescindible.
“Iron Man 2” – Jon Favreau (2010).
Está bien, pero espero que no hagan una tercera parte porque en ésta ya se les ha ido la pelota demasiado: si en la primera luchaba contra uno en ésta ya lucha contra 40. Si seguimos así en la tercera debería luchar contra Dios. Insisto en que el personaje principal no tiene nada que ver con el del cómic.

27 abr. 2011

El Autódromo de Terramar.

Esta entrada es el texto íntegro de un comentario que acabo de colgar en el blog de José Luis Pulguita a todo gas. La foto también la he extraído de su blog.

  

Te voy a contar una historia que creo que te va a gustar. Durante tres años estuve veraneando en un camping en la costa, cerca de un conocida localidad. Tenía 14 tiernos añitos. Mi inseparable coleguilla y yo nos dedicábamos a explorar los alrededores del camping y a hacer el animal con nuestras bicis a jornada completa. Justo enfrente del camping había una urbanización de la que salían diversos caminos de tierra que se adentraban en el campo. Un día cogimos uno de ellos. No parecía haber nada interesante, hasta que al cabo de unos cientos de metros vimos a nuestra derecha un estrecho y corto sendero  que ascendía con una pendiente muy fuerte y parecía no llevar a ningún sitio. Nos extrañamos porque, sin ser totalmente planos, en los terrenos de por allí no había colinas ni montículos. Ni que decir tiene que nos bajamos de las bicis y ascendimos el sendero.

Cuando llegamos arriba nos quedamos totalmente petrificados. ¡Estábamos en la parte más alta del peralte de un circuito de carreras abandonado! Fuimos a por las bicis y nos lanzamos hacia abajo con una sensación en el cuerpo que sólo se vive cuando tienes esa edad. Nos pusimos a recorrer el circuito como si nos fuese la vida en ello, haciendo carreras contra coches imaginarios a los que, por supuesto, siempre ganábamos con nuestras bicis. No se podía dar la vuelta completa al circuito porque tanto por un lado como por el otro estaba cortado por algo. No recuerdo muy bien si eran derrumbamientos, plantaciones o simplemente la vegetación silvestre que se había adueñado del suelo. Lo que sí recuerdo perfectamente es que en medio del circuito había una plantación de melocotoneros enorme en un plano más elevado que la base de los peraltes. Ya habían pasado a recogerlos, pero descubrimos que se habían dejado alguno. Nos encaramamos por las ramas y nos metimos debajo de las camisetas todos los que pudimos. No recuerdo haber comido en la vida unos melocotones tan grandes, jugosos y sabrosos como aquéllos, aunque todavía me pica la barriga de la reacción alérgica que me provocó la pelusilla de la piel. En cierto momento oímos el ladrido de unos perros. Estábamos convencidísimos de que eran dobermans, el perro asesino de moda en aquellos tiempos. Nos cagamos de miedo y salimos pitando como alma que lleva el diablo.

A lo largo de los tres años que estuve veraneando allí no pasaba más de una semana que no apareciésemos por el circuito, siempre con la intensa y gratificante sensación de que estábamos haciendo algo prohibido. El escenario era ideal para dejar volar la imaginación, no todos los días puede recorrer uno con su bici un óvalo de carreras fantasma. Nos dedicábamos a subir los peraltes para después bajarlos a toda leche, y a explorar los campos a ver cómo estaban los melocotones.

La costa era la Costa Dorada de Barcelona, el pueblo era Sitges, aunque el circuito estaba en el término municipal de Sant Pere de Ribes, el camping era El Garrofer y la la urbanización se llamaba Rocamar.

No te imaginas, Jose Luis, la sensación que me ha dado revivir esos recuerdos al leer tu entrada, y me permitirás que cuelgue este comentario como una entrada de mi blog. El año pasado pasé cerca de allí, desde la carretera se puede ver algún tramo de los peraltes, pero no me acerqué. Si el año que viene vuelvo a pasar cerca prometo entrar y hacer todas las fotos que pueda.

Yo conozco un solo acceso, y como no sé si hay más sólo puedo explicar cómo se puede llegar desde el camping Garrofer. Entre Sitges y Vilanova i la Geltrú hay dos carreteras, la nueva y la vieja. Sólo la vieja atraviesa Sitges, es la que hay que coger. Después de pasar el pueblo hay una larga recta que acaba en una curva muy cerrada que sube en pendiente y pasa por encima de la vía del tren. Después de la curva hay otra recta. Al cabo de aproximadamente un quilómetro está el camping Garrofer a la izquierda y la urbanización Rocamar a la derecha (si todavía siguen allí). Hay que entrar en la urbanización y seguir su calle principal hasta el final, después girar a la izquierda y recorrer esa calle también hasta el final.. De allí sale un camino a la izquierda hacia el campo. El circuito está allí, a la derecha del camino, pero no se puede acceder desde cualquier sitio. Hay que ir fijándose hasta que aparezca algún senderillo por el que se note que ha pasado gente. Y ya estamos. A partir de ese momento prepárate para flipar.

De todo esto hace muchísimos años, y no puedo asegurar que todo siga igual. Si no es así basta con preguntar a las gentes del lugar.

Un saludazo para ti y para todos los que han comentado en esta entrada. Repito, os prometo que si vuelvo a pasar cerca de allí haré todas las fotos que pueda y las colgaré en mi blog para que las podáis ver.

25 abr. 2011

Polig y el pantano de Rialb.


¡Qué bien me lo paso con la moto!
Tremp/ Folquer/ dirección Ponts hasta el desvío de Polig/ esa carretera hasta el final y al llegar a la de Lleida-Andorra a la derecha/ Ponts/ Folquer/ Tremp/ La Pobla de Segur. 164 kilómetros entretenidísimos. Sobretodo el tramo de Polig. Es una carretera por la que no pasa casi nadie, con constantes curvas y pendientes diferentes. No paras de cambiar entre la cuarta y la quinta (con mi moto), la tercera no se pone prácticamente nada. El paisaje no tiene casi interés, aparte del puente que atraviesa el pantano de Rialb, pero la carretera es divertidísima. Se puede mantener un ritmo alto (repito, para mi moto) e intenso sin hacer el animal. Una gozada para motos pequeñas. Para motos potentes no me lo quiero ni imaginar.

 Ésta no es mi moto.

17 abr. 2011

China 2011. Machada de Hamilton.



1º Hamilton
2º Vettel
3º Webber
4º Button
5º Rosberg
6º Massa
7º Alonso
8º Schumacher

-McLaren acertó la estrategia y Hamilton hizo el resto. Un diez para Hamilton que consiguió una victoria memorable adelantando a todos sus rivales en la pista y nos hizo soñar con un campeonato con algo de interés por el triunfo final.
-El RedBull de Webber parecía un RedBull.
-Ferrari sigue confiando en su amigo Murphy, un espabilao que se hizo famoso porque un día se inventó una ley y desde entonces no para de dar por culo.
-Aún así, Alonso muy bien, quedó por delante de los Force India y de los Renault, todo un éxito. Sigue manteniendo su objetivo intacto, que no es otro que no ser doblado en ninguna carrera del mundial.
-Heidfeld me está dejando mal. Le adelantaban de dos en dos.
-Esta vez fue Button el que arrastró sus ruedas todo el rato.
-Los Mercedes tienen que ir bien el día menos indicado.
-Alguersuari, sin necesitarlo, también confía en el tal Murphy.
-Los Hispania se siguen acercando a Virgin.

Entretenida e interesante y vibrante carrera en la que más de un piloto optó a la victoria. Pero claro, si tu favorito va como va la emoción se pierde casi por completo. Tener un Ferrari para esto…

15 abr. 2011

“Gran Torino” – Clint Eastwood (2008)



Hacía tiempo que no me reía tanto viendo una película, probablemente desde que vi “Zohan”. Pero aquélla era una comedia y “Gran Torino” no. ¿O sí? Lo sea o no me reí muchísimo. Si no la has visto recuerda: la escena de Walt y el chaval con el peluquero y la siguiente pidiendo trabajo. Se me cayeron unos lagrimones como puños.

Clint Eastwood se ha servido aquí de su alter ego, que no es otro que él mismo, para hace una peli que es todo lo contrario que la que vi el otro día, “Funny Games”, no para de darte satisfacciones en todo el rato. También te llevas palos, pero nada te quita la seguridad de que serán resueltos. Clint encarna un papel que nadie podría hacer mejor, el del abuelo malhumorado, refunfuñón, racista y chapado a la antigua con un corazón enorme que se convertirá en el justiciero oficial de un barrio decadente.

Una gozada. No te la pierdas.