3 abr. 2011

El Port de la Bonaigua



La vuelta a La Vall d’Aran es una de las mejores rutas que se pueden hacer por estas tierras por carreteras principales. Tremp/ Pont de Montanyana/ Viella/ Esterri d’Àneu/ La Pobla de Segur. 206 kilómetros de disfrute casi total. Digo total porque el túnel de Viella tiene el asfalto muy rallado y negras te las ves para mantener la motillo vertical.

En la primera parte del Port de la Bonaigua hay bastantes rotondas que cortan un poco el rollo para atravesar pueblos como Baqueira:



El paisaje hasta es alucinante en todo el puerto, pero a partir de Baqueira se vuelve mucho más salvaje. Ésta es la vista desde un poco más arriba:





Después hay largas rectas con mucha pendiente donde mi motillo hace lo que puede. Pero a partir de aquí...


... empieza lo bueno. La carretera asciende por la ladera de la montaña pasando varias veces sobre sí misma, se vuelve estrecha y sinuosa y cada kilómetro hay una curva de 180 grados con pendientes fortísimas que justo las haces en segunda. Al coronar el puerto el paisaje te quita el hipo. No me esperaba que hubiese todavía tantísima nieve.





La bajada es genial. Ante la falta de caballos de una motillo como la mía no hay nada como una bajada así. La carretera es ancha y lisa, pero con curvas muy cerradas que obligan a frenar fuerte, y con una pendiente que basta con un pequeño golpe de gas para lanzarte. Una gozada. He notado una diferencia muy grande respecto a la última vez que pasé por allí. Quieras que no, mi manejo de la moto ha mejorado muchísimo, y lo que antes era sufrir en cada curva hoy es disfrute total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario