14 feb. 2011

¡Bravo por los egipcios!



Pacíficamente, pero con pasión y perseverancia habéis conseguido destronar a Mubarak. Así se cambia el mundo, sí señor, con dos cojones.
Pero no os confiéis, que el camino a partir de ahora, aunque esperanzador, sigue siendo muy difícil.


Un diez por Egipto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario