15 sept. 2009

“El contador de historias” – Rabih Alameddine (2008)

Este libro prometía mucho, pero el ritmo fue decayendo a medida que lo iba leyendo. Al final tenía unas ganas de acabarlo que me moría.
Es muy gordo. Demasiado.
La novela narra simultáneamente tres historias que uno espera que se junten al final de alguna manera, pero no, es como leer tres libros a la vez. Si el autor tenía alguna intención de relacionar las tres historias de alguna manera yo no lo he pillado.
Una de ellas, la más entretenida, es superfantástica, otra no tanto, y la tercera es la más cruda realidad de la vida y de la muerte en la ciudad de Beirut. Ésta tiene momentos bastante angustiosos, y últimamente no tengo muchas ganas de dramas, estoy en un momento en que, al menos en el entretenimiento, necesito superficialidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario