31 jul. 2008

NASCAR


Esto sí que son carreras de coches. Aquí sí que hay emoción de verdad hasta la última vuelta. Los 43 coches son casi iguales, en los diez últimos minutos de carrera puede ganar cualquiera que esté entre las 30 primeras posiciones. Cambios de líderes constantes, casi un ganador diferente por carrera, continuos adelantamientos, posibilidad de desdoblarse, constantes reagrupaciones, intensas entradas a boxes, circuitos ovales, donde los espectadores pueden abarcar de una vistazo todo el circuito, 36 carreras al año...
En la F1 la salida es mucho más espectacular, eso por supuesto, y los adelantamientos, cuando los hay, son más vistosos, pero si un coche es adelantado rara vez le devuelve la jugada al otro, eso en la NASCAR no pasa, los piques entre dos pilotos pueden durar 50 vueltas, en las que se adelantan uno a otro un montón de veces.
La F1 tiene lo suyo, de eso no hay duda, pero lo que se echa en falta en los GP lo tiene la NASCAR, y viceversa.
En la NASCAR lo suyo es tener un favorito, hay muchos capaces de ganar carreras, Killy Bush, Carl Edwards, Jimmy Johnson, Denny Hamlin… y muchos más, lo jodido es que lo tienes el primero y si te despistas le adelantan 30, pero luego recupera y adelanta a 15, y después le adelantan 10, así durante toda la carrera.
También está Juan Pablo Montoya, pero suele quedar sobre el puesto 25, no es un buen favorito, además, siempre la lía provocando accidentes, por lo menos 2 por carrera, no le ha cogido el rollo.
Si te animas, lector, en el eMule están todas las carreras de la temporada, las primeras supongo que costarán bastante de bajar pero las últimas –van por la 19- bajan bastante rápido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario