19 mar. 2011

“Cisne negro” - Darren Aronofsky (2010)


Antes de nada tengo que decir una cosa: Si te gusta mínimamente el cine estás obligado a ver esta película, y si no también.

Natalie Portman ha interpretado aquí el papel de su vida. Últimamente no es que vea muchas pelis, pero hacía tiempo que no disfrutaba de una interpretación de este calibre. Se sale. Supera la perfección. El papel está hecho para lucirse, eso está claro, es muy difícil y sobretodo muy vistoso, pero con un papel así si no se actúa bien se corre un grave riesgo de que la película sea un fiasco, se necesita una actriz muy buena y un director que la sepa guiar.


Cisne blanco cisne negro. Son dos papeles en uno, completamente diferentes en todos los sentidos. Pero no estamos hablando de “Dr.Jekyll y Mr.Hyde”, los cambios del negro al blanco son muy sutiles y se producen continuamente, incluso dentro de la misma escena. Hacer eso de una forma que resulte creíble solo está al alcance de los mejores.

La película atrapa desde el primer momento, tu atención no deriva, los tiempos están calculados al detalle, el ritmo se va acelerando poco a poco y sin darte cuenta vas abriendo los ojos cada vez más y cambiando tu postura en la butaca hasta que acabas apoyado en la de delante.

En tu cabeza se produce un lío considerable...
-¡Madre mía, pero ¿qué está pasando aquí?!
... que parece que por momentos se aclare...
-Ah vale, ahora lo entiendo.
... pero no, las dudas vuelven a aparecer, cada vez más y más complejas...
-Me estoy volviendo loco.
... sí, igual que ella.
Pero tranqui, que al final se aclara todo.
O no.

Hay películas que hacen disfrutar, otras reflexionar, otras reír... “Cisne negro” además hace sentir. El cuerpo se te llena de sensaciones a lo largo de todo el metraje, cada vez más intensas, incluso consigue lo que casi ninguna película de género, hay escenas de “Cisne negro” que hacen sentir  m i e d o. En esos momentos tienes que intentar relajarte y dejar que los escalofríos recorran tu espina dorsal, si lo consigues te llegarán hasta los pies. Pocas películas de terror lo consiguen.


La historia es sobrecogedora, los personajes, la luz, los pocos efectos que hay... todo es perfecto en esta película.

Ya te la estás bajan... perdón, ya estás yendo al cine a verla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario